EN | PT

+QUENÓMINA

+QUENÓMINA

Yo comunico, tú comunicas, él/ella comunica…

…Nosotros/as comunicamos, vosotros/as comunicáis, ellos/as comunican. Es decir, todos comunicamos en todo momento… ¡incluso no comunicando comunicamos!

Y si esto es algo que sabemos de sobra, ¿por qué en muchas ocasiones no le prestamos la atención que merece dentro de entornos empresariales? Damos por hecho demasiadas cosas que, posiblemente, merecerían un puesto más representativo en la jerarquía de la comunicación empresarial. Presuponemos que hay conceptos que ‘ya se saben’ y no hay que decirlos.

La cuestión se vuelve más compleja si delimitamos el círculo de comunicación al departamento de recursos humanos: ¿seguro que todo tu personal se ha leído el manual corporativo de la empresa?, ¿sabe cómo acceder a él?, ¿conoce el convenio que regula a los trabajadores?, ¿es consciente de sus vacaciones y pagas?, ¿sabe qué hace su compañero de la mesa de enfrente?… Preguntas básicas, mejor dicho, ‘basiquísimas’ para el buen hacer de la empresa como entidad, como suma de trabajadores que, precisamente, ‘suman’ a la organización.

A veces parece que convocar las famosas reuniones de comunicación anual o reuniones de área son herramientas del pasado. Pero si se hace bien y se hace con el objetivo de comunicar, esto es, un emisor que emite un mensaje al receptor utilizando el canal adecuado para que lo entienda, entonces es una herramienta que pertenece al pasado, al presente y al futuro de las organizaciones. No morirá nunca.

Eso sí, las reuniones de comunicación han de ser sinceras, han de mostrar la verdad de una empresa, contar qué ha ido bien y qué va mal, decir en lo que se acierta y en lo que se equivoca tanto uno como persona, como la empresa como un todo… y siempre, siempre, siempre intentar captar el feedback de los asistentes. Porque la comunicación, en este caso, solo resulta efectiva si es bidireccional. Nosotros como responsables no debemos querer dar una charla o redactar un informe o elaborar un PowerPoint sobre lo buenos que somos, sino sobre lo que realmente somos, con lo positivo y lo negativo, y lo que queremos llegar a ser con el apoyo de todo el personal.

Los tiempos en los que las jerarquías solo permitían una comunicación horizontal entre ‘iguales’ han ido desapareciendo –por suerte- para dejar paso a una comunicación vertical, horizontal, diagonal, en espiral… de todos con todos, entre miembros de diferentes áreas, entre personas de diferentes cargos, de modo que el personal de limpieza puede transmitir sus impresiones cara a cara al director general y eso se convierte en ‘magia pura’ para la comunicación empresarial. Es lo que hace que la empresa sea un organismo ‘vivo’ formado por seres racionales y no por números, por personas que opinan, que tienen sus pensamientos y sentimientos, y que, de una forma u otra, pueden aportar su granito de arena al engranaje de la marcha de la organización… siempre que se puedan comunicar y sean escuchados, claro.

Y tú, ¿comunicas dentro de tu empresa?, y ¿comunicas lo que te gustaría comunicar?, y ¿tus trabajadores entienden lo que estas queriendo comunicar? y, lo que es más, ¿te esfuerzas por incluir políticas de comunicación en tu departamento de RRHH? Nosotros estamos convencidos de que destaca como la única forma para coordinar, cooperar y remar hacia un fin común porque, como siempre se ha dicho, ‘hablando se entiende la gente’ y añadimos: y en una empresa, más.

Yo comunico, tú… comunicación en la empresa

Compartir en:

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

MANTENTE AL DÍA

Recibe las últimas noticias publicadas directamente en tu email.

Los datos del formulario serán tratados por SERESCO S.A. como responsable del tratamiento. La finalidad es la resolución de la consulta planteada. La legitimación el interés legítimo de Seresco en proporcionarle la adecuada respuesta a su petición. Destinatarios, no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. No se realiza transferencia internacional de sus datos. Tiene derecho a: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, que podrá ejercer ante el email dpo@seresco.es

Para más información puede ver nuestra Política de Privacidad.
Resuelva la siguiente operación para validar y enviar el formulario:

DESCUBRE NUESTRO EBOOK GRATUITO