EN | PT

+QUENÓMINA

+QUENÓMINA

El tiempo, nuestro mejor aliado

¿Qué hora es? Esta es una pregunta que realizamos con frecuencia en nuestro día a día.

Es una verdad que el día tiene 24 horas, pero no menos cierto es que nunca a lo largo de la historia habíamos vivido un periodo de tiempo en el que el control y la gestión de este fuesen tan relevantes, todo es inmediato y nos obliga a tomar decisiones continuadas sobre nuestros órdenes de prioridad.

Centrándonos en el ámbito laboral, son nuestros registros horarios, ordenadores, móviles o tablets lo que nos indican el paso del tiempo y nos recuerdan la necesidad de que no solo sea importante disponer de él, sino gestionarlo de la forma más eficiente, tanto para nuestros intereses como para los de nuestra organización.

Si analizamos las posibles causas que pueden derivar en una mala gestión podríamos enumerar algunas como:

  • La falta de comunicación entre las diferentes escalas jerárquicas de la empresa puede llevar a una transmisión de la información sesgada.
  • No saber delegar puede suponer un problema a la hora de optimizar el tiempo y ser eficiente, esto puede repercutir tanto en el propio trabajador como en su departamento interno.
  • El desconocimiento de la empresa y de sus herramientas son un hándicap importante a la hora de ejecutar las tareas.
  • La falta de objetivos marcados, ya sean semanales, mensuales o anuales no ayudan a poner en valor la importancia de cada tarea.

Ahora bien, con una serie de pautas y estableciendo una metodología de trabajo es posible conseguir un notable aumento en la productividad de un trabajador.

Dependiendo de la empresa y de su estructura algunas podrían ser:

  • Fomentar un buen uso de la tecnología y las ventajas que ofrece en la automatización de tareas.
  • Trasladar de la forma más clara las indicaciones y plazos a los trabajadores, evitando así por parte de estos una organización desalineada con los intereses de la compañía.
  • Saber identificar las fortalezas y debilidades de cada trabajador de modo que se pueda enfocar su desempeño a sus competencias.
  • Establecer un contacto constante con compañeros y superiores directos, mediante reuniones semanales o mensuales que estén acotadas en tiempo y dirigidas a la orientación de lo urgente y lo importante.

Todas estas áreas deben de ser fomentadas por la empresa, pero no podemos olvidar que en última instancia es el trabajador el que tiene que ejecutarlas y el que tiene que tomar conciencia de los muchos beneficios que le puede suponer optimizar su tiempo.

Algunos tan importantes como:

  • Reducción del estrés
  • Mejora en la calidad del trabajo
  • Mejor ambiente laboral
  • Genera compromiso con la empresa
  • Mayores oportunidades de desarrollo interno
  • Un mejor descanso tanto físico como mental.

Podemos decir, que un trabajador productivo en su tiempo será una persona más feliz, ya que una gestión adecuada supondrá una mejora sustancial en su desempeño profesional, afectando muy positivamente tanto a él mismo, como al entorno que le rodea.

El tiempo, nuestro mejor aliado

Compartir en:

OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

MANTENTE AL DÍA

Recibe las últimas noticias publicadas directamente en tu email.

Los datos del formulario serán tratados por SERESCO S.A. como responsable del tratamiento. La finalidad es la resolución de la consulta planteada. La legitimación el interés legítimo de Seresco en proporcionarle la adecuada respuesta a su petición. Destinatarios, no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. No se realiza transferencia internacional de sus datos. Tiene derecho a: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, que podrá ejercer ante el email dpo@seresco.es

Para más información puede ver nuestra Política de Privacidad.
Resuelva la siguiente operación para validar y enviar el formulario:

DESCUBRE NUESTRO EBOOK GRATUITO