Reflexiones de Alejandro Blanco de Seresco sobre la adaptación de las empresas a la transformación digital

Reflexiones de Alejandro Blanco de Seresco sobre la adaptación de las empresas a la transformación digital

"No hay personas suficientes con las competencias necesarias para asumir con garantías el fenómeno de la que se denominó 4ª Revolución Industrial", así de tajante afirma en su entrevista para Conecta Industria Alejandro Blanco, Director del área de Servicios de Transformación Digital de Seresco y Presidente de la Alianza por el desarrollo del Talento Digital de AMETIC. En unas lineas reflexiona sobre la importancia de la transformación y adaptación de las empresas y el futuro del talento digital.

Alejandro Blanco responde a la pregunta sobre si están las empresas concienciadas con la importancia de la transformación digital con un "no sé si hay datos empíricos que permitan sacar esa conclusión y de los que hay, según como los analices, puedes responder que sí lo están o que no están concienciados de la importancia de la transformación digital. La sensación es que muchas empresas saben que tienen que hacerlo. Pero lo que se percibe es que lo asumen con resignación, no con convicción. Nada que objetar. Luego cada cual será responsable de las consecuencias".

Pero, tal como expone el Director del área de Servicios de Transformación Digital de Seresco, "la resignación no anima a pasar a la acción, sino a un estado de pasividad que hace que se actúe cuando ya sea tarde y puede que para algunos ya lo sea, aunque aún no lo saben. Empezarán a darse cuanta rápido.Solo la convicción nos acciona de manera proactiva y permite adelantarnos a nuestros competidores. El que mueve ficha el último ya suele ir por detrás de los acontecimientos y ahora los acontecimientos van muy, pero que muy rápido, en algunos sectores".

Lo que tiene claro Alejandro Blanco es que "esta pandemia ha supuesto un punto de tensión, que corre el riesgo de quedarse en eso para algunos. Ante la pobreza tecnológica a la que algunos se enfrentaron, se activaron muchas cosas, sobre manera en lo que afecta a la conectividad, el trabajo a distancia, y eso ha arrastrado algunas otras acciones. La ola ha pasado y curiosamente, esa tensión inicial se ha transformado en una falsa sensación de que por el momento no es necesario hacer más. Y entonces llegan las promesas del maná europeo que no termina de concretarse ni en plazos, ni en convocatorias, ni en intensidades de ayudas o concreción de proyectos financiables, sectores, etc, y se produce un efecto desincentivador respecto de quienes querían pasar a la acción, no sea que se pierdan el premio gordo o la jugosa pedrea que promete la lluvia de millones europeos".
Reflexiones de Alejandro Blanco de Seresco sobre la adaptación de las empresas a la transformación digital

"El sector tecnológico compite ya con el resto de sectores en la captación de Talento Digital. Nuestros sistema educativo y formativo no responde en los tiempos y la dimensión que requiere el fenómeno digital y la COVID-19 lo ha puesto de manifiesto de manera muy cruda. Se lleva años mirando para otro lado. Siempre hay un plan, una disculpa, un culpable de que no se tomen las medidas necesarias. Los fondos Next Generation no van a solucionarlo a corto el problema. Lo van a empeorar. Miles de millones de euros para digitalizar la sociedad, la economía y las administraciones públicas en los próximos seis años, con mayor intensidad en los tres primeros años del plan".

"En los próximos tres años, tal y como está configurado el sistema educativo y formativo, no tendremos una solución que tan siquiera amortigüe el problema. Por supuesto de manera inmediata no se vislumbra.Si no se actúa de manera sistémica, que es donde se produce siempre el cuello de botella, seguiremos arrastrando déficit de talento digital. Es sobradamente conocido, pero no compartido por todos. Quienes lo comparten son los que llevamos alertando años de lo que pasaría y ha pasado, está pasando, mientras que los que no lo hacen son quienes pueden poner remedio. Quizás si lo compartan, pero el coste de atacar el problema no interese. Y no es el coste económico al que me estoy refiriendo".

Leer la entrevista completa a Alejandro Blanco en Conecta Industria