Dependencia de lo digital como motor para la aceleración de las empresas

Dependencia de lo digital como motor para la aceleración de las empresas

La pandemia COVID-19 fue el elemento disruptor que forzó cambios radicales que de otra forma hubieran tardado algunos años en producirse y nos dio varias lecciones que debemos tener en cuenta. Creemos que, ahora más que nunca, las estrategias digitales deben estar alineadas con las estrategias corporativas, deben ser una y la misma. La crisis COVID-19 ha convertido este imperativo en más urgente que nunca. Hoy en dia existe una necesidad creciente de desarrollar el poder de las tecnologías emergentes, futuras y disruptivas para explorar todas las formas posibles de mitigar el impacto de la COVID-19.

Las tecnologías disrupivas y emergentes que surgen de un cambio radical en el acceso a productos y servicios y alterna dramáticamente la forma en la que interactuamos, ha venido a modificar las formas de desarrollo de las empresas en los mercados emergentes. Hablamos de inteligencia artificial (IA), blockchain, robótica, impresión 3D, genómica y sistemas de energía distribuida.

La disrupción tecnológica es mayor cuando hablamos de proliferación generalizada de software y herramientas colaborativas, de pagos contactless; cuando pensamos en la industria de la información y de tecnologías de IA, automoción y digitalización de datos; cuando pensamos en la aceleración de la verdadera era 'paper-free' donde las interacciones con la Administración Pública y con las empresas privadas operan a través de lo digital, sea a nivel financiero, sanitario...; y cuando pensamos en el futuro del empleo y de las nuevas formas de trabajar y actuar en sociedad.

Diversos sectores, del retail a los servicios, del ecommerce a la salud, han intervenido para satisfacer las necesidades generadas por el distanciamiento social y por el confinamiento, creando mayor dependencia, hoy por hoy, de lo digital. Esta mayor dependencia de lo digital ha llevado a las empresas a crear planes de contingencia que consideran la aceleración de la transformación digital, con el fin de garantizar mayor resiliencia e innovación ante nuevos y futuros desafíos.
Dependencia de lo digital como motor para la aceleración de las empresas

De hecho, a pesar de dificultadas que no deben ser subestimadas, hay que destacar que las empresas con un nivel de digitalización mayor se enfrentan a esta situación mucho mejor que las menos digitalizadas.

Y hoy, más que nunca también, permanecemos conectados, adoptamos sistemas de trabajo híbridos, hacemos las compras online, adoptamos sistemas digitales de comunicación con organismos públicos y privados, y por encima de todo, conseguimos mantener las empresas, incluso las de grandes dimensiones, funcionando. Todo desencadenado por la disrupción tecnológica a la que asistimos, con agrado. Y entendemos que hoy, como sostienen los estudios, la mayor dependencia de lo digital ha sido, por sí mismo, el elemento impulsor para la aceleración de esta transformación digital.